Embargo de cuentas bancarias por multas no notificadas

¿Puede la DGT ceder información nuestra a la Agencia Tributaria para el cobro de multas?

El otro día vino al despacho una persona a la que le habían embargado la cuenta bancaria por una multa de tráfico que no había recibido. Nuestro cliente nos explicaba que probablemente Tráfico intentó notificar la multa en su antiguo domicilio y que, al no encontrarla (en tráfico no le constaba la nueva dirección), publicó la deuda en el BOE. Entonces nos preguntaba como era posible que Tráfico no la encontrara para notificarle una deuda y, en cambio, sí que la localizara para que lo pagara y para embargarle la cuenta.

Le explicamos, en primer lugar, que su caso era probable porque el hecho de notificar la deuda es competencia de la DGT mientras que el cobro puede ser encomendado a la Agencia Tributaria y, cada una de estas administraciones dispone de su propia base de datos sin que, en principio, y por aplicación de la regla general del artículo 21.1 LOPD, puedan cederse o comunicarse datos entre ellas.

dgt-coche
En este sentido, y en su momento, la ya desaparecida APDM consideró que un Ayuntamiento podía facilitar a la DGT la información sobre la residencia de la persona a la cual le están tramitando un expediente sancionador, puesto que la Ley de Bases de Régimen Local permite la cesión de datos del padrón a otras administraciones públicas que lo solicitan, sin el consentimiento previo del afectado, únicamente cuando éstas sean necesarias para el ejercicio de sus respectivas competencias y, exclusivamente para asuntos en los que el domicilio o la residencia sean datos relevantes y para tratarse de un dato necesario para el ejercicio de su competencia, sin que supongo una cesión masiva de los datos del Padrón.

Además, el artículo 59 bis de la Ley de Tráfico dispone que los ayuntamientos y la Agencia Estatal de Administración Tributaria podrán comunicar a la Dirección general de Tráfico los nuevos domicilios de los cuales tengan constancia.  Así pues le explicamos a esta persona que, efectivamente, tanto la DGT como la Agencia Tributaria habían actuado correctamente y que, en ningún caso habían vulnerado la LOPD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *